domingo, 17 de enero de 2010

DRAGON BALL 2nd EPOQUE (Fan- Fic): CAPÍTULO 8: VIEJOS AMIGOS

Autor: Hector 4

CAPÍTULO 8: VIEJOS AMIGOS

Todos suben al ascensor, los piratas de Andira, sus prisioneros...y Pakku junto a sus piratas. La plataforma es grande y espaciosa. Pakku coge a Gokuh y lo lleva a un extremo, apartado de los demás. Kami Sama habla al joven exclamando:

-[[[¡¡¡Gokuh...!!!]]]

-[[[No pasa nada, señor Kami Sama. Pakku es un amigo.]]]

Abok pulsa un par de botones y el ascensor comienza a bajar. Pakku explica a Gokuh:

-Pues verás, chico...yo hace un par de años...o quizá tres, no lo recuerdo bien...bueno, el caso es que salí de viaje, a la aventura, ya sabes...jeje...y llegué a este desierto...

-Y te atraparon los piratas ¿Verdad?-completa Gokuh Jr.

-Pues si...jajaja...yo no valía mucho como prisionero, así que me tocó trabajar para los piratas. Pero poco a poco fui abriéndome paso en este mundillo y ahora soy el cabecilla de un pequeño grupo de piratas...

-Pirata...uuuuhmm...nunca imaginé que acabarías así.-dice el joven con cierto tono de desprecio.

-Oye, no está tan mal. Se vive bien...comida y bebida nunca nos falta. Además, es muy entretenido...

Gokuh mira a Pakku con una expresión de disconformidad y replica:

-¿Entretenido dices? ¿Qué tiene de entretenido robar a la gente y saquear poblados?

-¡Oye! Parece que tú tienes una mala imagen de los piratas...aunque no te culpo, es verdad que muchos piratas son unos desalmados, como ese capullo de Kostello. Pero no todos los piratas son así. Los de mi grupo solo robamos a gente adinerada...incluso a veces robamos a los hombres del Imperio, jejeje.

-Vaya, robáis a los ricos...esa historia me suena. Y ahora me dirás que entregáis parte del botín a los pobres, ¿no?

-No, no...claro que no. Nuestros botines los entregamos al jefe, el señor Youmaoh. Él se encarga de repartirlos y hacer tratos con los hombres del Gran Maligno. Entregamos al Imperio lo que le robamos, jajaja.

-Aún así...no me convence mucho...tú un pirata...-musita Gokuh mirando a Pakku de arriba abajo.

-Bueno, la verdad es que tampoco tuve mucha elección, jeje. Me atraparon, y la única manera de sobrevivir fue convertirme en uno de ellos...además, fue culpa tuya.

-¿Culpa mía? ¡¿Cómo que fue culpa mía?!

-Pues si. ¿Qué ha sido de tí estos años?-Pakku frunce el ceño. Su tono se endurece.- ¡¿Dónde te metiste?! Todo el mundo pensaba que el descendiente del Gran Satan había muerto. Yo no lo creí, así que salí a buscarte. Me costó mucho viajar. Por aquel entonces el ejército del Imperio llevaba a cabo su asentamiento en el planeta y todo estaba muy controlado. Habían tropas del ejército por todos lados, por eso decidí viajar por el desierto...

-Ah, perdona...no sabía eso...lo siento, Pakku.

-No pasa nada, hombre. La verdad es que estos años me han valido de mucho, jeje. Cada día una nueva aventura, como cuando tú y yo exploramos el monte Paoz. ¿Recuerdas?

-Claro, jeje. ¿Cómo iva a olvidarlo? Aquella vez me salvaste la vida a costa de la tuya propia. Desde entonces estoy en deuda contigo.

-Bah, no fue nada...

De sopetón un brazo raudo aparece agarrando a Gokuh Jr. y separándolo de Pakku. El amigo de Gokuh grita:

-¡¡¡Ey, deja en paz a mi amigo!!!

-Siento mucho interrumpir tan enternecedora escenita,-gruñe Kostello con su típico tono burlón.-pero recuerda que tu "amigo" ahora es nuestro prisionero. ¿O prefieres discutirlo con el jefe?

-¡Maldita escoria!-Pakku sabe perfectamente que los prisioneros de un grupo pirata les pertenecen a ellos, por lo que se siente impotente.-¡Escucha Gokuh, no te preocupes. Conseguiré sacarte de esto!

Kostello lleva a Gokuh junto a Kami Sama, junto a Andira y Abok. Pakku y sus dos piratas dan la espalda al grupo de Andira, mientras la plataforma baja unas cuantas plantas. Gokuh pregunta a sus captores:

-¿Y bien? ¿Adónde nos lleváis ahora?

-¡Cállate, sucio andrajo!-exclama Kostello con brusquedad.-¡Limítate a obedecer!

-Pues ahora os llevaremos ante nuestro jefe.-responde Abok amablemente.

-¿Y qué será de nosotros?-vuelve a preguntar Gokuh Jr., mientras, Kami Sama clava su mirada en el pequeño.

-¡Eso lo decidirá el jefe! ¡Y no hay mas que hablar!-zanja el tema Andira.

El ascensor para en seco y todos bajan. Pakku se dirige a su viejo amigo:

-No te preocupes, Gokuh, yo me encargo de hablar con el jefe.

-¿Tú te encargas de hablar con el jefe? ¡Eso lo veremos!-se queja Kostello.

-Pues si, lo veremos.-responde Pakku.

Todos empiezan a caminar en dirección a una gran puerta de madera. Cuando llegan, Andira golpea la puerta levemente con los nudillos, como pidiendo permiso para entrar. Desde el interior una voz grave y grotesca les invita a pasar:

-Entrad.-dice simplemente.

Andira empuja el gran portón de madera y ante Gokuh Jr. aparece una figura gigantesca, un jabalí inmenso, de pelambrera morada, de afilados colmillos sobresaliendo de su boca desde su maxilar inferior, de puntiagudas orejas. Sus vestimentas son una especie de armadura negra que recubre su pectoral, un cinturón fino y rojo que sujeta su blanco pantalón y una capa roja oscura que nace agarrada de los hombros y termina cubriendo toda su espalda. Cuando el jabalí ve a Gokuh Jr. parece reconocerlo y exclama con una exagerada expresión de agobio:

-¡¡¡TÚ!!! ¡¡¡NO PUEDE SER!!!

continuará...

3 comentarios:

darkus6 dijo...

Muchas gracias de nuevo diego (jeje lo que te digo siempre)

HECTOR4 dijo...

Ale, otro capítulo mas. Thanks!!!

Y Diego, tenía pensado hacer una, dos o tres entradas cada semana, pero entre unas cosas y otras me lío y al final no tengo tiempo para nada...Tmb quiero currarme una buena entrada sobre el DBO dentro de poco...Espero colocarla esta semana.

Saludos!!!

Diego dijo...

Ok. No pasa dada, Hector4 ^_^. Tú cuando puedas. Y gracias a tí por el fic, que está genial.
Un saludo, darkus6