sábado, 9 de enero de 2010

DRAGON BALL 2nd EPOQUE (Fan- Fic): Capitulo 7. Fortaleza Subterránea

Autor: Hector4

CAPÍTULO 7: FORTALEZA SUBTERRÁNEA

-¿Qué hacemos anciano? ¿Les seguimos?-pregunta Gokuh Jr. antes de cruzar el umbral hacia el mundo subterráneo de los delincuentes.

-Pues no nos queda mas remedio. Estos piratas conocen nuestra existencia y podrían hacérselo saber al ejército del Imperio en cualquier momento.

-¡Entonces vamos allá!-exclama el pequeño Gokuh, como poseído por un curioso ansia.

Nuestros dos viajeros entran en la gran roca, y comienzan a seguir a los piratas a través de la oscuridad de la gruta. Los ojos de nuestros dos héroes se acomodan enseguida a la oscuridad, debido quizás al largo tiempo pasado en Yunzabito. Delante de ellos, por este orden, van Abok, Andira y Kostello.

Kostello es de constitución ruda, no mucho mas alto que Gokuh Jr., de unos 26 años de edad, cabello castaño y corto. Abok es delgado, de apariencia joven, algo mas alto que Kostello, de cabello semilargo, de color azul oscuro y de ojos negros que no dejan diferenciar su pupila.

La oscuridad dura poco, puesto que Abok presiona un interruptor situado en la pared rocosa. De golpe se enciende una hilera de focos situados en el techo. Gokuh Jr. y Dende quedan cegados levemente durante unos segundos. Andira mira hacia atrás y Gokuh busca su mirada, descubriendo unos ojos azules y fríos, imperturbables, acompañados de una expresión igualmente fría. Su cabello anaranjado, encrespado y recogido en una larga coleta que nace desde lo alto de su cabellera. Su cuerpo, no mucho mas alto que el joven mestizo saiyan, aún cubierto por una gris y cochambrosa capa, de tela desgastada. "Vaya, esa es la chica que me venció" piensa Gokuh Jr. totalmente sorprendido. La tez de Andira es de aspecto bello y delicado, por eso a Gokuh le resulta chocante que una chica así posea una fuerza tan descomunal. La voz de Kami Sama suena en su interior:

-[[[Parece que nos llevan a su guarida secreta.]]]

-[[[Si, eso parece...]]]-contesta Gokuh.-[[[¿Qué haremos ahora?]]]

-[[[Pues debemos conseguir que nos lleven frente a su líder.]]]

-[[[¿Y entonces?]]]

-[[[Entonces trataremos de negociar con él nuestra liberación. Hemos de actuar con cautela, jovencito, no debemos descubrir nuestra misión en ningún momento.]]]

-[[[Si, eso si lo tengo claro.]]]

Siguieron caminando entre el estrecho camino de roca, hasta que después de unos minutos divisaron, al fondo, una especie de entrada de forma redonda, tapada por una puerta de metal circular. Kostello deja en el suelo las dos cajas, saca de su bolsillo una especie de pequeña tarjeta y la introduce en una pequeña fisura, situada a un extremo de la puerta. La fisura absorbe la tarjeta para sí y suena una voz robótica:

-CÓDIGO W-0070157-AF. ACCESO HABILITADO.

-Bien, ya hemos llegado.-dice Abok dirigiéndose a sus prisioneros con un tono apacible.

La puerta se abre hacia arriba y nuestros héroes pueden escuchar un profundo murmullo procedente del nuevo horizonte que están a punto de divisar. Los piratas atraviesan la puerta, seguidos de Gokuh y Dende. El joven Gokuh queda impresionado. Se apoya en una barandilla y mira hacia abajo. Bajo sus pies aparece un gigantesco agujero abierto en la roca, que se pierde hacia el subsuelo, con distintos niveles, a modo de plantas habitables. Desde arriba cuelgan un sinfín de cables y poleas. Por todos lados aparecen numerosos útiles mecánicos y máquinas. Todo el suelo regado de cables de distintos grosores y colores. Un movimiento vertiginoso e incesante de gente da vida al nuevo mundo que empiezan a explorar. Mirando hacia arriba se descubren otras tantas plantas que no son mas que salientes de roca bordeando el inmenso agujero. El joven intenta encontrar el nacimiento del cableado, pero por mas que agudiza la vista no lo consigue, así que no puede mas que exclamar:

-¡¡UAAAAAAAAAAAH!!

-¿Qué, pequeño luchador? ¿Sorprendido?-pregunta Abok.-BIENVENIDOS AL MUNDO SUBTERRÁNEO DE LOS PIRATAS DEL DESIERTO.

-¡Seguidnos!-vuelve a ordenar Andira.

Siguiéndoles, nuestros amigos llegan hasta un panel tubular, no muy grueso, plagado de botones y situado frente a un esqueleto de metal de forma cúbica. Kostello presiona un par de botones y un ruido mecánico parece activar una plataforma que empieza a subir, desde muy abajo, dentro del esqueleto metálico. De pronto, a lo lejos, una voz se dirige a ellos:

-¡Ey, esperadnos! ¡Nosotros también vamos abajo!

Se trata de otro grupo de piratas, también cargados de botines. Son también tres y aún van ataviados con sus turbantes, que solo cubren su cabeza, dejándoles la cara descubierta. Los tres se dirigen corriendo apresuradamente hacia el ascensor. Cuando llegan, el que parece mas robusto y líder del trío se dirige a Andira:

-Vaya, pero si eres tú otra vez, Andira. Veo que de nuevo te nos adelantas.-su tono se torna levemente arrogante.-Aunque la próxima vez os dejaremos en ridículo. Verás como seremos los primeros en traer un buen botín.

-¡Oh, vamos!-interrumpe Kostello.-No me hagas reír, bola de sebo. ¿Cómo te atreves a dirigirte así a nuestro cabecilla? Cuando consigáis traer mas y mejores botines que nosotros quizá os deje lamer mis botas. Jajaja.

-¡Ey, ¿cómo te atreves tú?! ¡¿Acaso quieres pelea, energúmeno cascarrabias?!-responde a la probocación.

Las caras de los dos piratas se encuentran frente a frente. De sus ojos, encendidos en llamas, parecen saltar chispas. Entonces Abok se interpone entre los dos:

-¡Ey, chicos! ¡Dejadlo ya! Se supone que todos somos piratas, ¿no?-intenta apaciguar el ambiente.- ¿Qué van a pensar de nosotros los nuevos prisioneros?

Al fin Andira habla:

-PAKKU, ¿es qué no vas a cambiar nunca? Deberías estar pensando en llevar a cabo tu trabajo.

-¡Maldita! ¡¿Acaso insinúas que no hago mi trabajo?!-replica Pakku.

-¡¡¡¿Pakku?!!!-exclama Gokuh Jr.



-¿Eh?-se sorprende Pakku, echando la vista por detrás de Andira.-Tú...tú...tú eres...

-Si, soy yo, Gokuh.

-¡¡¡¡¡GOKUUUUUUUUUUUUUUUUUH!!!!!!

Pakku se lanza a abrazar a su pequeño y viejo amigo. Sin salir de su asombro vuelve a decir:

-¡En verdad eres tú, Gokuh! Has crecido un poco desde la última vez.

-Tú tambien estás irreconocible. Con ese trapo en la cabeza no te reconocí, jeje. Además, ahora eres mas alto que yo...

-¡Vaya! Así que, ¿os conocéis?-pregunta Abok, a lo que Pakku responde:

-Pues si. Gokuh es un amigo del colegio, jeje. De antes de que el Imperio controlara la Tierra.

-¡Dios los crea y ellos se juntan!-refunfuña Kostello. Kami Sama mira hacia otro lado dándose por aludido.

-Ey, ¿y cómo es que ahora estás con los piratas?-pregunta Gokuh.

-Pues verás...jeje...-no atina a responder Pakku.

-Ey, chicos. El ascensor ya ha llegado.-resuelve Andira, cogiendo a sus prisioneros de un brazo y arrastrándolos a la plataforma, que justo, acaba de llegar.-Pakku, ¿vais a subir o qué?

-Ah, si, si.

Continuará...

4 comentarios:

darkus6 dijo...

jeje, muchas gracias de nuevo diego, y muy bueno el dibujo de pakku!! me encanto.

HECTOR4 dijo...

Uoooooohhh!!! A mí contigo me da un infarto, Diego...De veras que captas la esencia de los personajes...Y sin haber leído el fic XDD...Que Pakku mas wapoooo!!!

Thanks!!!!

Diego dijo...

Gracias! Ojalá tuviese tiempo para hacer algo más que un boceto. Me alegra que os haga ilusión.

HECTOR4 dijo...

Que va, hombre...Estos dibujos así me encantan...Quizás hasta queden mejor así que con colores vivos...